EL DISEÑO DE EMPAQUE Y SU IMPACTO PUBLICITARIO

Los embalajes o empaques son marcas en las que el consumidor confía lo suficiente como para llevárselas a casa. Continuamente nos dejamos persuadir por las formas, los gráficos, los colores, los mensajes y el material de sus diferentes manifestaciones.

Probablemente, un estante sea el entorno de marketing más competitivo que existe.

Desde las nuevas marcas a aquéllas que han cambiado su imagen o introducido  nuevas líneas de producto, las consideraciones acerca de la equidad de marca, del costo, del tiempo y de la competencia son a menudo complejas.

El diseño de empaque es una especialidad, aunque implica la colaboración continua con diseñadores industriales, ingenieros especializados y fabricantes. Por ejemplo, en la industria alimenticia y farmacéutica, están regulados por el gobierno.

El diseño de un empaque es solamente una parte del gran puzle que es el lanzamiento de un producto. Las fases incluyen la aprobación del embalaje y su producción, reuniones con los equipos de ventas, de fabricación y de distribución y por último de publicidad.

De ahí la importancia de los productos más novedosos que requieren estrategias de diseño novedosos.

El embalaje, es el único medio de marca que experimenta el 100% de los consumidores, proporciona un rendimiento de inversión mucho mayor que cualquier otra estrategia de gestión de marca.

A continuación enumeramos algunos conceptos básicos acerca del empaque y sus ventajas:

1.- El estante es el entorno más competitivo del marketing.

2.- El buen diseño gráfico vende, es una ventaja competitiva.

3.- Posicionar con relación a la competencia y a otros miembros de la línea del producto es esencial para desarrollar una estrategia de empaque.

4.-Un enfoque disciplinado y coherente permite obtener una presencia de marca potente y unificada.

5.- La estructura y los gráficos pueden desarrollarse de forma simultánea. Es como el enigma del huevo o la gallina.

6.- Las extensiones de marca son siempre una herramienta estratégica entre la diferenciación y la coherencia dentro de una línea de producto.

7.- Considere siempre el ciclo de vida completo del empaque y su relación con el producto: suministra, imprime, monta, empaque, preserva, envía, muestra, adquiere, usa y recicla.

8.- Genere un plan de desarrollo que implique  la aprobación y producción del empaque, reuniones con los equipos de ventas, venta del producto en tiendas, fabricación y distribución. 

9.- Desarrollar una nueva estructura lleva mucho tiempo y es muy caro, pero ofrece una ventaja competitiva única.

 

El desarrollo de un empaque aporta la singularidad del producto en cuestión y aporta una gestión de marca poderosa. Siempre que requiera desarrollar el diseño y producción impresa de un empaque recomendamos acercarse a especialistas en el ramo, evitando con esto sesgos de error al momento de la impresión. Ya que un error (en la impresión) es muy costoso.

Escribir comentario

Comentarios: 0