¿QUÉ ES UNA MARCA?

La marca se puede entender como aquel signo que distingue un servicio o producto de otros de su misma clase. La marca puede estar representada por un término, un símbolo, logotipo, diseño, signo o una combinación de éstos. Ello con la finalidad de la distinción con respecto de los demás.

Siendo el propósito fundamental la identificación de los diversos productos y servicios existentes en el mercado.

La importancia de la marca radica en que hoy en día es considerada un activo económico equiparable a los recursos técnicos o infraestructura de una identidad productiva y por ello cobra vital importancia el estudio y gestión de las marcas y retoman relevancia herramientas como el branding, entendido como el proceso de creación y gestión de marcas.

Con lo anterior se resalta que una marca es mucho más que un nombre y un símbolo, pues representa percepciones y sentimientos que tienen los consumidores hacia un producto y su desempeño, por lo cual provoca un estímulo en el receptor y genera significados (parte importante de la marca).

Dichos significados pueden ser de dos tipos:

·         Funcional: real uso del producto o servicio.

·         Psicológico: cúmulo de emociones y sentimientos que trae consigo la marca.

Existen ciertos factores que facilitan la memorización (pregnancia) de una marca, entre ellos:

·         Originalidad, que cause impacto por ser innovadora.

·         Gama cromática, que el conjunto de colores signifique  al consumidor.

·         Valor simbólico.

·         Denotaciones.

Los atributos que presenta una marca son tres:

·         Atributos de firma.

·         Atributos de procedencia.

·         Atributos psicológicos.

Y los principales activos de una marca son cuatro:

·         Reconocimiento del nombre de marca.

·         Fidelidad de la marca.

·         Calidad percibida.

·         Asociaciones de la marca.

Por lo tanto, el que la marca presente activos y atributos genera un valor de marca. (Brand equity), mismo que se apoya en asociaciones del cliente con la marca, pudiendo incluir atributos como precio, envase, apariencia.

Ya definida su marca y alcances, se procede al diseño de identidad de marca, el cual corresponde al conjunto de actividades que realiza una entidad económica (empresa) con el objeto de que sea entendida  y percibida de cierta forma y que de esta percepción pueda generarse una ventaja competitiva para posicionar a la entidad, el producto o servicio.

Se entiende también como el conjunto de asociaciones que una empresa pretende crear en la mente de su público objetivo, inspirando promesas.

 

Una identidad de marca puede redactarse de manera sencilla; lo esencial es que resumir lo que la marca significa y la promesa, tácita o explícita, que representa  para sus consumidores. A su vez, tendrá que ser perfectamente diseñada, ya que su éxito catapultará el bien/servicio/empresa o, por el contrario, la opacará. 

Escribir comentario

Comentarios: 0